viernes, 22 de enero de 2016

PURE (#FFtest)



1. ¿Por qué PURE (pjʊə)?
La pureza es el concepto más válido creado por el ser humano.

2. ¿Dónde fue vuestro primer concierto?
El primer concierto formalmente como PURE fue en el Vampire Festival, en Benavides de Órbigo. Pero ya habíamos tocado juntos, sobre todo en el Retrovisor.

3. ¿Dónde querríais que fuese el último?
Sería maravilloso tocar por última vez en el Glastonbury de León.

4. Influencias secretas.
Para conocer nuestras influencias secretas hay que preguntar al señor Yago Belmodo por sus sesiones.

5. Manía o vicio antes de tocar.
Antes de los conciertos caemos bastante en la tentación. Aparte de las drogas, Luis suele colarse con el coche en zona centro, Guillermo va a comprar baquetas, Nacho se queja por el público y se pide una botella de Jack Daniels y Pilar tiene que hacerse unos veinte burpees antes de salir a escena.

6. Canción imprescindible en vuestro repertorio.
Wolf like me - T.V. on the Radio

7. No os iríais de gira sin…
Jamás nos iríamos de gira sin el 5º Pure, Alejandro de Francisco, aquel que lleva a cabo toda la imaginería artística del grupo, y es autor de los cinco únicos álbumes de nuestro EP, diseñados y editados a mano.

8. Os encantaría tocar con…
Nos encantaría tocar con los pies y salir en el Libro Guinness.

9. Acústico o eléctrico.
Preferimos el formato eléctrico porque es el origen de nuestra formación, pero no podemos dejar de lado las experiencias extra-corpóreas vividas en algún concierto acústico.

10. Rolling Stones o Beatles.
Rolling Stones

11. Último disco que habéis escuchado.
Quizás el ultimo disco escuchado en común haya sido "What went down" de Foals. Pero no somos muy invasivos con nuestros gustos, y cada uno escucha lo que más le place.

12. Música en formato físico o digital.
Preferimos el formato físico ya que denota una inversión de dinero y trabajo. Pero por ahora solo nos podéis escuchar en formato digital en Soundcloud y YouTube.

13. Twitter o Facebook.
Facebook.

14. Grado de adicción de 0 a 10.
Adicción máxima (10) a la música y lo que esta conlleva.

15. Vuestro próximo #FollowFriday.
Haríamos esta entrevista al grupo leonés Crowthunder.



Más info: 

jueves, 21 de enero de 2016

Entrevista a Virginia Maestro: "Las canciones de Blue Bird, sus letras, son muy directas y por eso son descaradas"





La conocimos allá por el año 2008 en la sexta edición del popular concurso televisivo Operación Triunfo, dónde no sin dificultades, consiguió alzarse con la victoria gracias a su voz, y puesta en escena diferentes.
Varios años y discos después (Labuat (2009), Dulce Hogar (2011), Night and Day (2013), y el actual Blue Bird (2015)), y algún que otro cambio, una quizás "nueva" Virginia, nos cuenta que se trae entre manos.


"Blue Bird", tu último trabajo publicado en octubre de 2015, llega con dos importantes cambios: Nombre (De Labuat a Virginia Maestro) y producción (De Sony a Independiente). ¿A qué se debe?



Es el cambio natural que me ha ido pidiendo el cuerpo con el paso del tiempo, me refiero al cambio de nombre. Hacía ya algún tiempo que pensaba si hacerlo o no. Tal y como han ido sucediendo los cambios en mi carrera consideré que "BlueBird" era un buen momento para llevarlo a cabo. Me pareció que ahora al ser independiente era idóneo, al fin y al cabo es mi nombre y soy yo la máxima responsable del proyecto. Le guardo mucho cariño a "Labuat" porque guardo recuerdos muy dulces e importantes de mi vida. Lo cortés no quita lo valiente.



En cuanto a separarme de sony music se debe a diferencias de opiniones en cómo gestionar el proyecto, de igual modo he vivido experiencias muy enriquecedoras junto a la compañía pero para mí es muy importante hacer las cosas de la forma en que yo necesite hacerlas, tanto artísticamente como en su gestión. 

Ser fiel a mí misma no es negociable.


En alguna ocasión has dicho respecto a "Blue Bird", cito textualmente: "Me apetecía hacer un disco descarado". ¿Lo has conseguido?, ¿es más fácil ser descarada cuando tomas las riendas?


Por supuesto. Blue Bird es muchas cosas a la vez para mí. Las canciones, sus letras, son muy directas y por eso son descaradas. Sigo fiel a lo que siempre he hecho, un retropop con mucha influencia de los años cincuenta y sesenta que ahora suena más moderno que en otras ocasiones. Ha sido muy bonito ir desarrollando con la banda en el estudio cada una de las canciones hasta llegar a lo que finalmente ha sido el álbum. Más de cinco meses de trabajo diario en studiob, rodeándome del mejor equipo, siendo dueña de las decisiones, y aprendiendo cada día de todas las experiencias que me he ido encontrando. Para mí es frescura, descaro, ternura y un ejercicio de honestidad como nunca había experimentado. Cada disco, al final, es una etapa vital muy importante.


¿A qué suena Blue Bird?


Me gustaría saber a qué te suena a ti. 

Para mí suena a retropop, a country, a folk, a soul, a rock and roll, a los a ños 40, 50 y 60 traídos al aquí y ahora. Suena a americana. A nostalgia. Suena con fuerza y suavidad, suena a honesto, sencillo y repleto de detalles. Suena a atrevido, original, cálido. Suena a clásico, a Brenda Lee y Wanda Jackson sin querer ser ninguna de las dos pero con su influencia presente. Sigue sonando a retropop americano, a una chica de Linares que tiene unas cuantas canciones nuevas y se ha criado con la música americana.

En tus comienzos, con Labuat (2008) grabaste en castellano. En Dulce Hogar (2011), empezaste a introducir temas en inglés, y con los dos últimos discos Night and day (2013) y Blue Bird (2015) definitivamente te has decantado por el inglés. Recientemente has presentado tu música en Nashville, conocida como la "Music City de U.S.A." ¿Qué tal la experiencia?



Fue tan rica y tan divertida que estoy preparando mi segundo viaje, esta vez por más tiempo.

Me he enamorado de la música y las personas de allí. El carácter es diferente y es bien cierto que hay música por todas partes, en cada rincón de la ciudad. Para mí uno de los lugares más atractivos que jamás haya conocido. Cuando tenga más información de la gira os la haré saber.

Fue emocionante estar allí siete días en los que fui de un rincón a otro de la ciudad tocando mis nuevas canciones y conociendo a músicos y cantantes. Me sentí especialmente emocionada cuando canté en BlueBird Café, lo guardo en mi memoria como una de las noches más excitantes que he vivido. Estoy deseando regresar.


¿Era inevitable el cambio de idioma en tu trabajo?, ¿cuales son tus principales influencias?


¿Inevitable? No, pero sí lógico por la cantidad de música que he escuchado en inglés. Siento debilidad por el sonido del idioma, tanto para cantarlo como para hablarlo. Siempre me ha ocurrido así con el inglés. 

De todas formas no pienso, sencillamente escribo según me apetece y me pide el cuerpo. Dedicarse a la música es una locura, al menos hagámoslo honestamente, ¿no?


Años 40, 50 y 60, desde Bllie Holiday hasta Amy Winehouse, y en medio ponle a Eva Cassidy, The Beatles, Al Green,  The Everly Brothers, Sam Cooke, Etta James, Chet Baker, Carole King, Brenda Lee, Elvis Presley, Johnny Cash, Kat Edmonson, Los panchos, Gaby Moreno...
De todo.
¿Qué ventajas y dificultades encuentras entre tocar dentro de territorio nacional o tocar fuera?


Empezar de "cero" o no, por decirlo de algún modo. Estar cerca o lejos de casa, familia y amigos...

Etiquetas fueras, etiquetas dentro... No sé si me explico. 

En cualquier caso lo que más destaco es que para mí resulta muy enriquecedor y excitante tocar en lugares que no conozco, sobre todo cuando la cultura es la que me ha influenciado más desde la niñez como me pasó estando en Nashville. Es curioso porque el mero hecho de estar allí ya es emocionante. Es muy lindo.


Aparte de la música, tu talento artístico va más allá y hace unos años pudimos verte participando en cuatro cortometrajes. ¿Fue algo puntual, o te gustaría repetir experiencia?.



Ambas cosas, fue algo puntual y me encantaría repetir la experiencia pero desearía hacerlo profundizando más en algún personaje que suponga un gran reto, alguien de quien aprender mucho. Lo cierto es que la interpretación siempre me ha atraído mucho pero jamás he intentado darle un mordisco.

 ¿Cómo se presenta este recien estrenado 2016?, ¿dónde podremos verte y escucharte?



Pues os dejo el cartel de fechas, estoy deseando ir a Barcelona el día 5 de Febrero. Todas las entradas se encuentran a la venta en entradium.com


Un mensaje para los lectores de Somos Amarillo Eléctrico y para los curiosos musicales en general.



Os mando un abrazo en estéreo a todos, disfrutad del día, sonrían por favor!


Por Arantxa Esparza Valls (@esparza_arantxa)






viernes, 18 de diciembre de 2015

INCOLORA (#FFtest)



1. ¿Por qué INCOLORA?
El nombre surgió al querer empezar algo nuevo. Hacía referencia a ese momento cero en el que nos encontrábamos, empezar un proyecto sin nada e ir dandole color poco a poco.

2. ¿Dónde fue vuestro primer concierto?
Nuestro primer concierto fue en el festival Territorio Bosco. Es un festival que apoya a los grupos amateur. Nos pareció muy apropiado presentar nuestro proyecto en ese contexto.

3. ¿Dónde querríais que fuese el último?
Buff… No tenemos una idea formada sobre eso, pero quizá algo épico (jajaja) por ejemplo la gala de nochevieja 2068, por poner un número (jajaja). Ahora en serio, no tenemos una idea sobre ello y en principio no nos planteamos un último concierto. Tenemos intención de aparecer donde se nos deje.

4. Influencias secretas.
Quizá Ylenia de Gandia Shore (jajajaja). Creo que ninguna de nuestras influencias es secreta, todo lo que escuchamos nos aporta algo a la hora de hacer las canciones. Ya sea de nuestro estilo, o todo lo contrario, siempre se puede sacar algo positivo de todo lo que se escucha.

5. Manía o vicio antes de tocar.
Solemos hacer acopio de botellas de agua, como si nos fuéramos de excursión, y al final nos las solemos olvidar en cualquier lado. Los nervios y el despiste son nuestro vicio.

6. Canción imprescindible en vuestro repertorio.
De momento son imprescindibles todas, no podemos descartar ninguna.

7. No os iríais de gira sin…
Puff… Es difícil de contestar. Nunca hemos hecho una gira. Pero supongo que no saldríamos de gira sin furgoneta, cepillo de dientes, unas cervezas… ese tipo de cosas.

8. Os encantaría tocar con…
Muchos grupos: Correos, Izal, Mucho, Miss Cafeína, Dinero, Supersubmarina, Lori Meyers, Vetusta Morla...

9. Acústico o eléctrico.
Eléctrico. Nos gusta que suene con potencia e intensidad, pero también nos encantan los acústicos para sacar nuestro lado más sensible. Quizá depende un poco de la situación, pero sentimos más predilección por el eléctrico.

10. Rolling Stones o Beatles.
Somos más de los Beatles aunque cada uno tiene sus encantos

11. Último disco que habéis escuchado.
De Twelve dolls ‘Grasso’ y de los Strypes ‘Little Victories

12. Música en formato físico o digital.
En formato físico sin duda

13. Twitter o Facebook.
Siento que twitter últimamente no se usa tanto y están aumentando otras redes como Instagram, pero si hay una red social que siempre se ha mantenido y es muy útil para cualquier grupo, esa es Facebook,. Así que nos quedamos con Facebook, te da más cancha para dar a conocer todo lo que ocurre dentro de un grupo.

14. Grado de adicción de 0 a 10.
Entre 6 y 8 a todas las redes sociales en general.

15. Vuestro próximo #FollowFriday.
Polaroids (@Polaroids_es).



Más info: 

viernes, 11 de diciembre de 2015

#Crónica: THEGRANCAFEST 2015

Cuando alguien decide embarcarse en la aventura que supone abrir una sala de conciertos, la música en directo invade sueños de noches interminables. Pero según está el panorama musical actual, la probabilidad de que se quede en eso, en simples sueños, es cada día mayor. Por suerte, El Gran Café de León, ha sobrevivido entre viento y marea a tempestades de crisis. Año tras año se ha sabido abastecer con una gran variedad de conciertos de todos los estilos, haciendo que la agenda cultural de la ciudad nunca se quedase vacía desde que en octubre de 1990 abriera sus puertas.

Durante 25 años, con todas sus noches, nos ha cobijado en brazos de los mejores directos nacionales e internacionales y cómo no, esa calidad a la hora de sumar había que celebrarla por todo lo alto. ¿De qué manera se celebra un evento de tal envergadura? No podría se de otra que con más música en directo; y de ahí nació THE GRANCAFESTTras meses de trabajo, Guillermo Mateo consiguió crear un festival delicatessen a la altura de las circunstancias. Sin dejarse llevar por tópicos y nombres ‘llena salas’ previsibles, apostó por nuevos grupos emergentes que acompañaron a los grandes cabeza de cartel. Un cartel que valdrá mas aún con el paso de los años, un cartel que cuando lo vean las próximas generaciones les podremos decir: "Si, yo estuve allí". Sin duda, los dos adjetivos que mejor describirían lo que vivimos los días 20 y 21 de noviembre son: Calidad y Personalidad.


VIERNES

Eran las 21:45 cuando los primeros acordes sonaron en Espacio Vías. Los encargados de dar el pistoletazo de salida fueron Incolora, que sin cohibirse ni un mínimo por el escenario, por la expectación o por su corto bagaje musical, actuaron e interactuaron como si llevasen toda la vida en ello. Tocaron canciones propias entre las que supieron intercalar nombres más sonados como Zenttric, Lori Meyer, Supersubmarina, Antonio Vega, y mis venerados Dinero. David, Adrián, Víctor y Gabriel nos aportaron una hora de música indie-rock que sirvió para demostrar que en León hay cantera musical, para calentar el ambiente invernal de la ciudad y para abrir las puertas del camino ácido por el que llegaba el siguiente grupo.

Un pequeño descanso correspondiente al cambio de escenografía efímera musical, acompañado de la hidratación de cuerpos y mentes en la barra de bar, hicieron llegar el momento esperado por todos los que nos habíamos adentrado en los motores del ‘vías’. Ángel Stanich en escena, acompañado de su guitarra y al ritmo de sus botas, avanzaba solitario con los primeros acordes de Amanecer caníbal, mientras el resto de la banda poco a poco se colocaba en sus posiciones. Alex Izquierdo al bajo, Lete G. a la batería y Víctor L. Pescador a la guitarra fueron dándole cuerpo al tema hasta llegar a ese punto country-rock que se acopla a la perfección con Mojo. Pero entre medias, El Menor. Algunos lo consideraron nuevo e inédito, pero lo cierto es que llevan años paseándolo por escenarios y que lo recuperasen para nosotros fue un goce total, tanto mío como de los mas fieles seguidores. Un inicio intenso que se volvió relajado, seductor e insinuante con Mis trueno ‘89, El cruce, ChinaskiCamino ácido. Solo Ángel, la Stanich band y Jave Ryjlen, que les acompañaba entre bambalinas y salió para la ocasión, pueden encajar en una etiqueta de indie-folk el rap del Whitout me de Eminem a ritmos de casi soul y quedar como auténticos dioses del lugar.

Después de tal bomba en medio del ‘camino’, silencio, oscuridad y un trio de ases: La noche del coyote junto Jesús levitante y El outsider. Canciones que empieza ‘chiquiticas’ pero que van creciendo con ritmos majestuosos y danzas tribales hipnotizadoras que desempolvan las voces de quien las corea y que conquistan a los recién llegados al ‘Stanich world’. Dónovan sonó en voz de Ángel y Carbura nos anunció un posible final. Con el Sr. Trueno entre sus filas, los Stanich se despedían emotivamente carburando con la ciudad que hacía unos meses había colgado el cartel de ‘sold out’ a la puerta de su concierto en El Gran Café. Gracias a ello, los volvíamos a tener entre nosotros y como era evidente, no podían irse sin disparar sus mejores balas en forma de bises.

Alex, Víctor, Lete y Jave convirtieron el escenario en un local country y cuando Ángel reaparece para poner voz a Mezcalito se encuentra con una sala repleta de saltos desordenados y vasos vacíos, prueba de que la noche hacía ya un buen rato que había entrado en calor. Con la cautivadora versión de El Río ‘del Ríos’, y los ‘Siris’ que la acompañan de fondo, presentaba a la banda y dejaba el tiro sobrante en bandeja. Metralleta Joe fue el encargado de poner punto final al concierto con un derroche de energía que llevó al mesías cántabro a bajarse del ring y compartir los últimos saltos y acordes con las primeras filas. Sin perder su aura bohemia y parcialmente escondido tras la barbara y los rizos locos que se mueven siempre a su son, fue cercano con el público, al que regaló humor entre temas, rock y monólogos.

Puede que no sean tan ermitaños, misteriosos y enigmáticos como se dice. Puede que simplemente no se dejen llevar por el mundo mediático, ni sigan corrientes ni modas. Son una banda cargada de personalidad propia que hacen música para disfrutarla entre sudor y compases sobre los escenarios. Está claro que en cada una de sus actuaciones nos demuestran que no es lo mismo escuchar el vinilo de Ángel Stanich en la tranquilidad de una tarde de domingo, que acudir a uno de sus conciertos donde sus historias en canciones cobran la vida que oculta esa voz única de Ángel, gracias al trabajo musical de una banda impecable.



Tanto por el pequeño retraso de la hora de los primeros conciertos, como por el cambio de sala que hizo que nos entretuviésemos ‘un poco’ entre los vinos y pinchos del camino ácido que llevábamos recorriendo desde primera hora de la jornada, llegamos al Gran Café cuando Noise Nebula ya estaban dándolo todo sobre el terreno de juego. Cinco jóvenes músicos con instrumentos y demás material ‘conciertil’ se debatían entre el espacio y la comodidad para tocar dentro de un escenario que, en esta ocasión, se les quedó escaso. Pero a pesar de ello, su sonido no se vio empequeñecido.

Aunque puedas escuchar su música en diferentes plataformas online, las producciones que tienen hasta el momento, no hacen justicia a la batalla que estos chicos libran en los directos. Un estilo muy instrumental que tres guitarras eléctricas puntean sobre una marcada linea de ritmos de bajo y batería, dan cuerpo a esa música de garaje americana surgida a finales de los 80’.

No solo tocaron temas de su Ep Hiberna, también nos hicieron participes de las canciones que grabaron en Seattle gracias a ‘Converse Rubber Tracks' de la mano de Bryan Pugh, y que estarán incluidas en su próximo Lp. Al más puro estilo Nirvana o Jesus and the Mary Chain, el grupo underground madrileño llenó la sala de música grunge con toques surferos construyendo un sonido propio alejado de cánones y etiquetas a las que la música del momento nos tiene acostumbrados.


A continuación, para aquellos cuyas ganas de fiesta son infinitas, los dj’s siguieron con música hasta que los cuerpos pidieron tregua. El primer día del GRANCAFEST llegó a su fin, y lo mejor era que al día siguiente habría más.


SÁBADO

El vermú musical es algo que nos encanta a los que frecuentamos festivales castellanos y cómo no, en León, lo tuvimos. Eran las 15:30 del sábado en El Gran Café y un propio café humeante al lado de los instrumentos expectantes hacían entrar en calor al escaso público que se encontraba allí a esa hora. Cuando Complejo de Electra hizo acto de presencia y vio que el frío que hacía caer los primeros copos en las cumbres de la provincia había congelado las ganas de música de los ausentes, el vocalista no dudó en colgarse la guitarra y salir a la calle a marcarse una ‘versionaza’ de Lucha de gigantes. Si hay maneras de despertar interés entre transeúntes melómanos, está claro que una de Antonio Vega nunca va a pasar desapercibida, y si es interpretada por una voz como la de Dani, hasta las gárgolas de la catedral se paran a escuchar. La táctica funcionó, volvimos más de los que habíamos salido y pudimos disfrutar de hora y media de música en directo proporcionada por el grupo madrileño que visitaba por primera vez la ciudad.
No éramos muchos al principio, pero poco a poco iban entrando curiosos atraídos por la música que salía de su puerta, por un indie-rock sensacional y atractivo con pinceladas pop, apto para todos los públicos. Todos los que allí terminamos nos deleitamos al máximo tanto con las versiones como con los temas de su disco ‘Antidisney’ y su recién estrenado (justo el día antes) ep ‘Sr. Peel’. Porque Dani, Eduardo, Roberto, Txatxe, Rubén y Antonio son una banda redonda, uno de esos grupos que gustan a la primera escucha, de los que no dudas en repetir concierto si ya los conoces y de los que buscas sus canciones si son nuevos para ti, llegándolas a introducir en la banda sonora de tu vida.

Cuando Cara B sentenció el fin, los Djs al pié del cañón no dieron tregua para aquellos que habían entrado a darlo todo. Música, vermú, vino de la tierra y Complejo de Electra. Una muy buena combinación para la sobremesa del sábado.


De nuevo en Espacio vías, y con una extraña sensación de final, un grupo hacía acto de presencia sobre el escenario a las 22:45. “Son cuatro las razones que nos citan hoy aquí: La primera, estar con todos vosotros; la segunda, disfrutar de la música; la tercera: hacer rock sexy y tranquilo; y la cuarta dar un beso enorme a Ferrán, que da su último concierto con nosotros”. Esas fueron las palabras que Gonçal pronunciaba antes de izar las velas del barco de Mi Capitán. Subidos en su rock canalla, recorrieron todos y cada uno de los temas de ‘Drenad el sena’, su único disco, y sin abandonar la lujuria y el desenfreno, levantaron el vuelo de la acidez cósmica.

Lo vivido de allí en adelante entre las 4 paredes acristaladas del recinto, fue un auténtico striptease musical. Una voz ‘sexyrrona’ desnudó nuestras almas poco a poco entre canciones con una seducción, un morbo enérgico y un canallismo que dejó la sala entregada a su merced. Lo dieron todo por el camino oscuro que les gusta, por el camino que ahora a nosotros también nos gusta; y de ese modo nos ganaron la batalla. Después de un pequeño descanso ‘para piti’ que pactaron con el público a cambio de dos temas más, anunciaron que ese de verdad era el final, que no tenían más canciones en su repertorio (y lo podíamos comprobar en su disco). Insinuaron que estaban abiertos a invitaciones pervertidas al lado del merchan después del bolo; y Acaba con él culminó el acto, SU ACTO.
 

Aquella tarde en la que Gonçal Planas, Ricky Falkner, Ferrán Pontón. Julián Saldarriaga, Ricky Lavado, Dani Ferrer y Víctor Valiente decidieron crear Es suave la voz, sin darse cuenta, crearon un auténtico ‘dream team’ catalán. Y es que Mi capitán es el grupo de grupos formado por miembros honoríficos del circuito indie barcelonés, pertenecientes a Love of Lesbian, Egon soda y Standstill. Una banda que antes de pisar los escenarios ya tenían el éxito asegurado y eso es lo que han comprobado y lo que están cosechando sin a penas sembrarlo.


Al igual que el día anterior, el camino hacia El Gran Café se nos complicó de buena manera con la gastronomía local del Barrio Romántico; pero esta vez, llegamos a tiempo para la actuación final, la guinda del pastel, el momento esperado por mi y muchos de los que creemos que estos leoneses tienen una clarísima proyección de futuro. Llegó el turno de Pure (pjʊə).

Cuatro jóvenes que cuando se suben al escenario crean algo especial e indescriptible. Una banda moderna de rock fresco que se acerca al punk y a lo melódico, que transforma en suya cada versión y que puede tocar todos los registros alcanzables en un mismo concierto. Una música desordenada pero a la vez coherente en su conjunto. Melodías trabajadas que empastan con unas bases marcadas pero a la vez capaces de improvisarse. Cadencias, cambios de ritmos, y una voz exclusiva que nos puede llegar a recordar desde Daugther en ‘Re. Go. Birth.’ hasta Mürfila en Otero.  

Los leoneses nos regalaron casi dos horas de calidad musical y dieron paso a la fiesta Jägermeister que tuvo lugar en la plantas superior del local. Con la pinchada de Pequeña Agenda Cultural, que se volvía a juntar para el evento, el festival iba apurando sus horas entre chupitos, fotos, pegatinas del ciervo naranja y bailes de las mejores canciones del indie actual.


Después de haber visto el ‘café cumpleañero’ lleno como nunca en sus 25 años de historia, tanto los que lo hicieron posible como los que lo vivimos al 100%, ya tenemos la vista puesta la siguiente edición esperando un #TheGrancafest2.0 con la misma cualidad y calidad que la edición inaugural 2015.

Y para finalizar solo me quedan cuatro cosas por decir:

   · Suerte a los grupos emergentes que acaban de despegar
   · Eternidad para los pasos del camino ácido
   · ¡Oh, Capitán!, Mi capitán   
   · Larga vida a la música, larga vida a EL GRAN CAFÉ.


Por Mélani Morán (mel_mc888).

viernes, 4 de diciembre de 2015

COMPLEJO DE ELECTRA (#FFtest)


1. ¿Por qué COMPLEJO DE ELECTRA?
En 'Cazatalentos' hay un guiño medio en broma medio en serio al complejo de electra, que como sabes es la versión femenina del Edipo y tiene que ver con el desarrollo y la autonomía del psiquismo de la mujer. Sonaba bien y nos gustaba porque nos suelen salir bastantes canciones alrededor del empoderamiento femenino.

2. ¿Dónde fue vuestro primer concierto?
En Siroco, Madrid. Hace poco más de un año.

3. ¿Dónde querríais que fuese el último?
Ojalá nunca llegue el último, acabamos de empezar y tenemos unas ganas locas de conocer, por lo pronto, todas las salas de España. El último ha sido en la Sol, es la primera vez que tocamos allí, y probablemente haya sido nuestro mejor concierto hasta la fecha, en cuanto a sensaciones desde el escenario y conexión con nuestra gente. Algo tuvo que ver el fantasma de la Sol, que hace que todo sepa distinto allí.

4. Influencias secretas.
¿Te refieres a influencias de éstas que no son demasiado cool y no suman al postureo de la banda? Tenemos infinitas: desde Extremoduro a Paco de Lucía pasando por Mahler o Putilatex.

5. Manía o vicio antes de tocar.
Cada cual la suya. Rubén suele vomitar un poco por los nervios justo antes de empezar, Dani necesita chocolate negro negro para activarse... Últimamente estamos instalando la costumbre de tener unas botellas de vino antes de empezar y, la verdad, es lo mejor.

6. Canción imprescindible en vuestro repertorio.
Prácticamente todas. Acabamos de empezar y tenemos tan sólo un disco y un EP (que estamos sacando ahora, no han pasado ni 6 meses desde que sacamos el disco), de modo que tenemos la sensación de haber tocada cada una de nuestras canciones demasiadas pocas veces todavía. Pero por cómo saben en directo hay algunas que tienen pinta de irse a quedar para siempre: Ahora, Cara B, Nosotros...

7. No os iríais de gira sin…
Discos para la furgo. Típico pero real.

8. Os encantaría tocar con…
Nirvana.

9. Acústico o eléctrico.
Hacemos tantos eléctricos como acústicos. El acústico nos da cosas que no podemos tener en eléctrico, la canción se ve más desnuda, la letra pega más duro... Pero si la sala lo permite preferimos eléctrico, somos de sudar las canciones.

10. Rolling Stones o Beatles.
Lo hemos discutido alguna vez y no nos ponemos de acuerdo. Nuestras propias canciones no se ponen de acuerdo, algunas nos salen más juguetonas musicalmente y otras más directas. Los propios Beatles tienen bastantes canciones muy Rolling.

11. Último disco que habéis escuchado.
Dani: Hotel Florida, de Ricardo Vicente.
Txatxe: Maika Makovski : Vinilo en directo
Rubén: A través del tiempo de inlogic
Edu: Danger mouse de Rome.
Rober: Porcupine Tree, The incident

12. Música en formato físico o digital.
Gustarnos nos gusta más en formato físico, y sí, los vinilos suenan mejor, no es una pijada. Pero al final tiramos mucho de spoti, sobretodo para descubrir nuevos discos, es muy práctico.

13. Twitter o Facebook. 
En facebook tenemos muchísima actividad, de hecho pasamos de 5.000 seguidores, y en nuestro caso es mucho mejor para hablar con la gente que nos sigue. Twitter permite una interacción con otros músicos y demás que nos gusta mucho, pero no lo cultivamos apenas salvo cuando tenemos bolo, de modo que allí tenemos poquísimos seguidores. Tenemos que currarnos más el twitter. Instagram también nos hace gracia y hacemos alguna tontería ahí.

14. Grado de adicción de 0 a 10.
¿Así en general, sin especificar? ¿A la música o a los tercios? Digamos que nuestro potencial de adicción en general está en 8-9.

15. Vuestro próximo #FollowFriday.
Alborotador Gomasio (@AlborotadorG).